Moldes para hornear: descubrí cuál es el ideal para tu tarta

El horneado de tus tartas va a ser mucho más fácil, efectivo y rápido si lo realizas con el molde adecuado.

Para elegir el moldes indicado y que tu tarta salga rica es necesario conocer los beneficios de cada material.

En primer lugar encontramos los moldes de aluminio que son los más populares para cocinar y para hornear porque el material es un excelente conductor de calor. El mismo se calienta rápidamente y permite que el contenido se cocine de forma uniforme. Sin embargo,  se debe tener en cuenta que no se pueden poner alimentos ácidos adentro dado que pueden causar picaduras u oxidación en la superficie del recipiente. En segundo lugar podemos encontrar los moldes de hierro fundido esmaltado que son excelentes para hornear porque distribuyen el calor de manera uniforme. La superficie de esmalte ayuda a que los alimentos no se peguen y, por ende, necesites muy poca grasa para cocinar. Además, el tiempo de cocción es mucho más corto.

En tercer lugar se encuentran los moldes de acero esmaltado que son los más comunes a la hora de hacer tartas. Se calientan muy rápido y de manera uniforme.  También podemos utilizar los moldes de silicona que son maleables, fáciles de de limpiar y te permiten ponerlos en el horno, en la heladera, en el freezer y en el microondas.

En último lugar encontramos los moldes de vidrio que son muy utilizados pero que no son los ideales. Este material es un mal conductor de calor y además,  hornea de manera lenta y desigual.

Ahora sí, a la hora de cocinar tu próxima tarta tené en cuenta los beneficios de cada tipo de molde y elegí el que más se adapte a tus recetas y tus necesidades.